Introducción al proyecto

Cartucho integrado para un diagnostico rápido de la sepsis en sangre mediante acustoforesis y la detección directa de ácidos nucleicos en fase homogénea

Las infecciones bacterianas son procesos bastante comunes y no suelen ser mortales. Sin embargo, ciertos tipos de bacterias peligrosas cuando entran en el torrente sanguíneo (lo que habitualmente se conoce como bacteremia) pueden dar lugar a una infección conocida como sepsis. La sepsis es una enfermedad grave que causa en torno a 135.000 muertes al año en Europa.

Un paciente con sepsis debe ser tratado inmediatamente con antibióticos de amplio espectro, ya que cualquier retraso en el tratamiento pondría en riesgo la vida del paciente. Indudablemente, la identificación de las bacterias que causan la sepsis es la clave para elegir el tratamiento con el antibiótico adecuado. Sin embargo, los cultivos de sangre, que son el método estándar para detectar e identificar bacterias, requieren varios días. Cuanto antes se identifique la bacteria causante de la infección y el paciente sea medicado con el antibiótico adecuado, mayores son las posibilidades de supervivencia y recuperación. En consecuencia, es necesario disponer de forma urgente, de test bacterianos rápidos y fiables que mejoren el diagnóstico de la sepsis y su tratamiento. El objetivo del proyecto ACUSEP es, por consiguiente, el desarrollo de un nuevo test rápido para sepsis.
Se emplearán sistemas basados ultrasonidos para seleccionar y aislar las bacterias de modo directo a partir de una muestra de sangre del paciente. Una vez realizado este proceso de enriquecimiento, las bacterias se identifican por su huella genética. Nuestro objetivo final es conseguir la identificación de bacterias en tan solo una hora, lo que acorta de modo sustancial el tiempo necesario para comenzar el tratamiento antibiótico correcto.


ACUSEP es un proyecto de investigación de tres años de duración (Diciembre 2010 – Mayo 2014) financiado por el Séptimo Programa Marco de la Unión Europea. Los grupos participantes del proyecto provienen de la universidad y la industria y pertenecen a tres países europeos (Finlandia, España y Suecia). Proyecto terminó el 31 de mayo 2014.